top of page

La extraordinaria historia de Tomas

Tomas, de 14 años de edad, estaba en casa con su familia en agosto de 2021, cuando
de repente cayó al piso y dejó de respirar. Atónitos, los padres del niño rápidamente se
pusieron en acción. El padre de Tomas, Jorge, le realizó RCP mientras su madre,
Daniela, llamaba al 911. A pesar de los esfuerzos de Jorge y el equipo de paramédicos
en camino, Tomas no respondió.

 

Jorge acompañó a su hijo en la ambulancia. Si bien hubo una conversación inicial sobre
a qué hospital llevar a Tomas, Jorge solicitó inmediatamente a Nicklaus Children’s
Hospital porque creía que no había otro lugar en el que querían o necesitaban estar.  

 

Al llegar al hospital, Tomas todavía no tenía función cardíaca, fue admitido de urgencia
a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (PICU, por sus siglas en inglés) y los se
le colocó ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), una terapia de bypass
corazón-pulmón que le daría tiempo al corazón para ganar fuerza y recuperarse.
Cuando los médicos tomaron la decisión de retirarle la ECMO a Tomas, no se despertó
ni reaccionó como el personal médico esperaba.

 

Aunque se habían restablecido los latidos (del corazón) y su actividad cerebral parecía
normal, el equipo de médicos decidió realizar una MRI (resonancia magnética) para
obtener más información. La MRI reveló que Tomas había sufrido daños y
traumatismos graves en partes del cerebro que limitaban y potencialmente eliminaban
funciones básicas, como respirar, tragar, hablar, ver y caminar. Esto supuso un largo
proceso difícil e incierto por delante para volver a aprender y/o recuperar estas habilidades básicas.

image3.jpg
image1.jpg

Durante el tiempo que pasó en el hospital, el personal de Nicklaus Children’s trabajó
muy diligentemente con Tomas en numerosas terapias físicas y mentales para que
volviera a aprender a realizar habilidades motoras básicas.

“Todos fueron muy comprensivos y encontraron una forma creativa de hacer participar y alentar a Tomas a diario”, dice Daniela. “Nunca olvidaré cuántas visitas diarias realizaban enfermeros, terapeutas y médicos para ver a Tomas y decirle palabras de aliento y celebrar cada hito logrado, ya fuera grande o pequeño”.

“Tomas es un joven excepcional y con gran capacidad de recuperación que tiene un futuro increíble por delante”, explica el Dr. Meyer. “Todo el equipo de la PICU de Nicklaus estará siempre para apoyarlo”.

Después de poco más de cuatro semanas en la PICU de Nicklaus Children’s, Tomas fue
trasladado a una clínica de rehabilitación para pacientes internados en Jacksonville,
Florida, durante cinco semanas y finalmente volvió a casa en octubre de 2021 para
continuar con un régimen ambulatorio de fisioterapia, terapia ocupacional y terapia del
habla muy agresivo, mientras tomaba clases de matemáticas e inglés.

 

Como medida preventiva en diciembre de 2021, a Tomas se le realizó un
procedimiento para implantarle un marcapasos/desfibrilador. Hoy, Tomas terminó el noveno grado y comenzará a ir a la escuela a tiempo completo en el otoño de 2022. Durante el verano, Tomas mantuvo un horario de terapia agresivo mientras era consejero voluntario en el campamento de verano de su escuela. Su increíble impulso, trabajo duro y determinación han sido fundamentales para su recuperación y para su objetivo de ser un adolescente normal de nuevo. Su familia y el personal clínico de Nicklaus Children’s están sorprendidos por su evolución.

“Mi hijo es un guerrero”, dice Jorge de Tomas. “Su voluntad y disciplina son una inspiración para todos los que lo conocen. Se requiere un esfuerzo conjunto para lograr todos los logros importantes y siempre estaremos agradecidos y bendecidos por nuestro conjunto de familiares, amigos, Nicklaus Children’s Hospital, y todos los médicos, enfermeros y terapeutas que siguen siendo fundamentales en el proceso de Tomás”.  Y como le gusta decir a Tomas: “Las adversidades te hacen más fuerte”.

bottom of page